comprar protector para el pelo

Cómo elegir un protector para el pelo

Cuando tienes un evento importante y deseas lucir elegante, la primera herramienta para cabello que se te viene a la mente es el secador. Como compañero no puede ser más fascinante: evapora el agua del cabello y lo mantiene firme hasta lograr un peinado impactante.

Sin embargo, a menos que quieras ver tu cabello dañado, encrespado y descolorado, es momento de tomar medidas preventivas comprando un protector para el pelo.

Si no lo conoces, es momento de adquirir uno. Pero, antes de tomar malas decisiones, aprende a elegir. Esta publicación tiene como objetivo enseñarte cómo.

¿Qué es un protector para el pelo?

La colección de productos para el cabello es amplia. Encontramos cremas hidratantes, tratamientos anti-caídas, acondicionadores, mascarillas y protectores térmicos.

Este último, que es el que nos interesa, es uno de los más importantes y beneficiosos.

Dato curioso. Las personas son adictas a las herramientas de temperatura: secadores, rizadores, planchas de cabello, etc. Pero no son conscientes del daño.

como elegir protector para el pelo

El protector térmico es el escudo del Capitán América de los productos cosméticos.  Crea una barrera que protege el cabello de los efectos negativos de artefactos térmicos.

Contiene componentes que forman una cúpula sobre las hebras y evitan la descomposición capilar por el uso excesivo de los secadores para evaporar la humedad del pelo.

Los protectores de calor se agregan a una rutina de cuidado y se aplican antes de pasar las herramientas térmicas sobre el cabello.

Están compuestos de diversos ingredientes, entre los que destacamos: queratina, proteínas de seda natural que ayudan a retener la humedad; silicona, emulsionante que mantiene estable los componentes acuosos y oleosos de los productos; y aceites naturales, vitaminas, antioxidantes, filtros solares, entre otros.

Como resultado, los escudos térmicos evitan la perdida de proteínas en el cabello; mantienen los aceites naturales que se pierden por la exposición a altas temperaturas, limitan el enroscamiento y reducen el daño al cuero cabelludo.

El uso inteligente de un protector de calor para el pelo favorece la salud e hidratación del cabello. Mantiene la queratina natural intacta y previene encrespamientos.

Como elegir un protector para el pelo

Antes de correr a la tienda más cercana, o presionar el botón de comprar en Internet, conoce los criterios de elección de protectores térmicos para el cabello.

Preparamos una lista con todos los puntos que debes conocer antes de comprar un protector para el pelo. Leer, analizar y comprender protegerá notablemente tu cuero cabelludo.

Ingredientes

Los protectores de pelo, si lo desengranamos en profundidad, en realidad encontraremos una verdad oculta: no son productos individuales, sino componentes activos que se agregan a productos ya existentes.

En el mercado encontrarás protectores en diversas presentaciones: spray-aerosoles, champuses, mascarillas, cremas y serúm, un tipo de crema facial conocida por almacenar el doble de ingredientes activos que una crema hidratante corriente.

Entonces, ¿qué componentes activos o ingredientes activos buscamos específicamente en un protector térmico? Ya nombramos algunos –aceites naturales, vitaminas, proteínas, etc.– pero los más importantes son dos: dimeticona y ciclometicona. Ambos seguros y aprobados por autoridades sanitarias.

protector termico para el pelo

La dimeticona hace la función de protector ante la exposición a altas temperatura. Deja el cabello suave y lo mantiene hidratado durante los secados.

La ciclometicona, en cambio, recubre el cuero cabelludo con una película humectante. También deja el pelo suave, sumamente sedoso y con textura estable.

Los compuestos mencionados, en ocasiones, no lo encontrarás escritos literalmente en los productos. En el vocablo comercial se conocen como ‘siliconas’.

La silicona en los protectores de cabello crea una barrera, conduce calor y aumenta la suavidad. Y, como mencionamos, es un emulsionante. Es decir, facilita la mezcla de dos sustancias.

También es importante que contengan queratina natural. Proteína que, palabras más palabras menos, fortalece el cabello. Copolímero acrílico, componente que distribuye el calor de las herramientas térmicas; y aceites naturales como girasol, coco, argán, chia y recino.

Nivel de temperatura

Los protectores de pelo se clasifican según el nivel de temperatura. Al igual que los secadores y planchas. Un rizador alcanza fácilmente los 230 °C de presión térmica.

Lo lógico es que compremos un protector que forme una barrera lo suficientemente alta para el nivel térmico de las herramientas.

Si usas temperatura alta para mantener tu cabello liso, digamos a 220 °C de media, necesitarás un producto que forme un escudo de 220 °C y distribuya el calor uniformemente.

En el mercado encontrarás defensores térmicos entre 200-210 °C. También protectores con capacidades más elevadas, aunque lo normal son estos parámetros.

Además de comprar un producto antitérmico, lo ideal es que cambies tus hábitos de secado. Baja dos niveles la temperatura cuando estés usando el artefacto.

Efecto y tipo de cabello

Todos tenemos diferentes tipos de cabellos. Es evidente. Algunos ondulados, otros lisos o rizados. Lo bueno de este producto que se adapta a la realidad de los compradores.

Sigue las indicaciones del escudo. Si tienes el cabello rizado, compra protector para cabello rizado. Lo mismo si estás teñida, usas queratina o colorantes.

Por cierto, proteger contra la agresividad térmica no es su única habilidad. También consigue otros efectos: mayor densidad, proteger las hebras y aumentar la luminosidad.

Esto es importante. Si elegimos el protector equivocado, conseguiremos un efecto no deseado. Ejemplo: si queremos recuperar brillo natural, usamos protector para este efecto. Pero, si usamos ese mismo protector en cabellos teñidos, los mechones se opacarán.

Asimismo, encontrarás protectores que protegen según el tipo de artefacto usado: para secadores, planchas, rizadores, etc.

Para todo lo mencionado, el producto cambiará sus características y composiciones.

Lee bien las indicaciones, cuáles son sus efectos, para qué tipo se indica y cuáles son los resultados que deseas alcanzar.

Tipo de protector

Siendo objetivos, este filtro de elección es una extensión del anterior desarrollado. Ya lo mencionamos: los protectores térmicos vienen en diversas presentaciones: mascarillas, cremas, serúm, aerosoles y champuses, entre otros.

Entonces, ¿qué sucede? Elegir la presentación del producto también es relevante. Debido a que cambian sus composiciones, consiguen efectos específicos.

Por ejemplo. Si deseas recuperar la densidad de tu cabello, se recomienda comprar cremas y geles. Logran un efecto de espesor o grosor en hebras capilares.

protector para el pelo

En cambio, si deseas un cabello delgado, más delicado y de calidad, se recomienda comprar aerosoles. Consiguen un efecto de cabello lacio, voluminoso y texturizado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.