montar una peluquería

Consejos para montar una peluquería

Si deseas montar una peluquería, pero no sabes por dónde empezar, no te preocupes, has llegado al lugar indicado. Los servicios de estética, sobre todo en los últimos años, se han convertido en negocios sumamente rentables. La razón es sencilla: lucir bien es una necesidad.

Sin embargo, una cosa es pensar en abrir una peluquería y otra muy diferente montarla. Por eso, hemos decidido crear un artículo recopilando los mejores consejos para abrir un salón de belleza y no fallar en el intento. Quédate con nosotros ya que esta información te ayudará.

Consejos para montar una peluquería

Bien, eso es un buen abreboca de lo que nos espera al momento de abrir una peluquería. Pero, la pregunta sigue siendo la misma: ¿por dónde empezar? Si perteneces a ese grupo de emprendedores, aquí una serie de consejos claves que te ayudarán a abrir un salón de bellezas de forma rápida y sencilla.

consejos para montar una peluquería

Tener una buena planificación

Sabemos que tienes ganas de lanzar al público tu nueva peluquería, pero no desesperes. Primero hay que tener una idea clara del negocio y el tipo de peluquería que deseas armar. Es importante definir desde el primer instante el emprendimiento, los objetivos, la misión, la visión y estudiar la competencia para poder diferenciarse de ellos.

Así pues, te recomendamos que te organices antes de ofrecer servicios de estética mediante un plan de negocios de peluquerías. ¿Y qué es un plan de negocios? Básicamente tu orientación para desarrollar un negocio. Aquí debes añadir los elementos necesarios, como: los recursos monetarios disponibles, el capital de trabajo, mobiliario de peluquería y las estrategias de promoción.

Adaptar el presupuesto financiero

Si ya tienes el plan de negocios, es momento de pensar en cómo financiar las ideas. De acuerdo al estudio de mercado de múltiples profesionales del área, una peluquería requiere una inversión aproximada de 45.000€ a 50.000€. Lo que representa un desembolso importante y que no cualquiera puede costearse en una sola sentada.

Por suerte, existen varias alternativas en el mercado, como los créditos rápidos urgentes o los préstamos online. También las entidades financieras bancarias son una estupenda alternativa. Lo importante es adaptar el presupuesto a lo imprescindible, como: el local de trabajo, su acondicionamiento, legalización, sueldos y salarios, equipos de peluquería, alquiler si es arrendamiento del local, proveedores de productos de belleza y promociones.

Encontrar al equipo ideal de trabajo

El equipo de trabajo, es decir las peluqueras y los peluqueros, son seguramente el activo más importante. Son quienes ofrecerán el servicio y tendrán la tarea de satisfacer las necesidades estéticas de los clientes. Por tanto, hay que escoger con buen ojo nuestro personal de trabajo.

En el mercado encontrarás una cantidad impresionante de peluqueros y peluqueras. Y aunque la experiencia es fundamental en la elección, no es suficiente. Hay que tomar en cuenta otros aspectos, como la educación, la amabilidad con los clientes, las habilidades de comunicación, trabajo bajo presión, conocimientos sobre las nuevas tendencias y el porte visual.

trucos para montar una peluquería

Por último, aunque no menos importante, hay que elegir a los recursos humanos de la peluquería de acuerdo a la imagen del negocio. Si queremos dar un aura juvenil, entonces hay que encontrar un personal de trabajo que corresponda al rango de edad que inspire confianza en los clientes.

Seleccionar un buen lugar

El lugar, ¿qué no podemos decir sobre este punto? No solo es una necesidad para montar una peluquería, también es un determinante del éxito en el mercado. Con esa introducción, es indispensable escoger un lugar de fácil acceso tanto para el paso peatonal, como para los automóviles. Pensando en el flujo de personas y en nuestro cliente ideal.

Después de todo, si abrimos una peluquería para mujeres, no es lo mismo estar ubicado al lado de una tienda de perfumes para hombres, que cerca de una tienda de maquillaje o ropa femenina. También hay que tener en cuenta las vibras del negocio, si queremos algo más callejero, entonces hay que encontrar un espacio underground.

Acondicionar adecuadamente el local

Si ya tenemos seleccionado el local, es momento de acondicionar el lugar de trabajo. De buenas a primera, hay que escoger una decoración llamativa y cautivadora, que impresione al público, tanto los que entran como los que circulan en el exterior.

Debe contar con los elementos esenciales para un salón de belleza o una peluquería tradicional: una correcta distribución de las áreas de los servicios de estética y belleza, na sala de aseo, ventilación mediante equipos de aire acondicionado y un decorativo de acuerdo a la imagen del negocio.

Invertir en buenas herramientas y mobiliarios

La peluquería es una actividad que se encuentra en constante crecimiento y evolución. Tanto nuestras herramientas de trabajo, como los mobiliarios del local, deben estar en sintonía con las últimas tendencias de la moda. Así pues, hay que invertir en equipos de última generación que se desenvuelven correctamente en el trabajo.

En el caso de los mobiliarios, hay que tener: sillas para cortar el cabello, un lavacabezas peluqueria, espejos, sofás para descansar, mostrador para atender, un reposapiés, estantes para colgar los productos y sillas de respaldo. Y, en el apartado de las herramientas: secadores de cabello, planchas de cabello de última generación, juego de tijeras, peines, cepillos, guantes, productos de limpieza, champú y suavizantes.

Utilizar los medios de comunicación

La promoción ya no es como antes. Colocar un anuncio fuera del local de la peluquería no es suficiente. Es momento de encontrar a los clientes en su hábitat natural, y ese sin duda alguna son las redes sociales. Bajo ese escenario, hay que promocionarse en diversos medios, como Facebook, Instagram y Twitter con el objetivo de captar clientes. Una página web también es una grandiosa idea para agregar información básica sobre la peluquería, resultados de las habilidades de los trabajadores y recomendaciones como prueba social.

Fijar precios razonables

Finalizamos con un consejo esencial para empezar con buen pie al momento de montar una peluquería. Y es que hay que ofrecer precios de forma razonable de acuerdo al servicio y a las instalaciones.

mobiliarios para montar una peluquería

Es decir, los costos de los servicios de estética deben ir en sintonía con la capacidad de los trabajadores de realizar un embellecimiento de primer nivel, también a la comodidad del espacio, la ubicación estratégica del local y la seguridad del negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.