Maquillaje para principiantes ¿qué necesitas?

 

Hay muchas definiciones de qué es el maquillaje y lo que significa para las culturas humanas, ya que ha estado presente en ellas desde las primeras civilizaciones. En definitiva, la única definición que vale del maquillaje es la que quieras darle. Los colores, las sombras, los iluminadores, los correctores, etc. son instrumentos que nos ayudan a crear fantasías para disfrutar y alegrar la cotidianidad.

Si recién te estás iniciando en este apasionante mundo, debes saber que ningún conocimiento se puede poner en práctica sin los elementos adecuados. Una vez que tengas, al menos, las herramientas y elementos básicos necesarios, verás que los progresos en tu práctica se hacen mucho más acelerados.

Por eso hemos pensado en armar una guía práctica de cómo armar tu primer bolso de maquillaje, con todo lo que necesitas para comenzar a ensayar tus looks preferidos.

¿Qué necesito para preparar la piel?

Antes de aplicar el maquillaje es importante que la piel esté limpia y humectada. Lo más recomendable es armar una rutina facial diaria, ya que los productos cosméticos no funcionan instantáneamente, y se necesita constancia y tiempo para obtener mejoras en la piel. Te recomendamos utilizar un gel limpiador no agresivo y humectar con tu hidratante favorito. Si es de día, los dermatólogos recomiendan aplicar protector solar de toque seco.

Aplicar corrector

La gran mayoría de las personas tienen manchas, granitos, ojeras, rojeces. No hay necesidad de torturarse por eso. Si deseas taparlos, puedes utilizar un corrector. Te recomendamos un corrector uno o dos tonos más claros que tu tono natural de piel para tapar ojeras. Para las rojeces y granitos se recomienda corrector verde. Algunas personas también usan un producto llamado “primer” que reduce la textura de la piel, pero, si no se adquiere uno de excelente calidad, puede resultar comedogénico. Consulta donde comprar maquillaje en Uruguay para recibir el asesoramiento de las mejores tiendas.

Aplicar la base

Hay distintos tipos de base, compacta, en crema, líquida, con cobertura media o alta. Para comprarla debes tener en cuenta tu tipo y tono de piel. Por ejemplo, una base compacta puede resultar muy pesada para una piel grasosa. Ten en cuenta que necesitarás una brocha para base y una esponja para distribuir el producto. Con la brocha se aplica y con la esponja se perfecciona el acabado. Para quienes practican contouring, la esponja también se usa para difuminar los distintos contrastes de luz y sombra en el rostro.

Rubor y otros

Luego de aplicar corrector y base te verás bastante extraña. Es porque estos productos “borran” los contornos naturales de tu rostro al emparejar completamente el tono. Para devolver el rostro a la naturalidad (o crear uno nuevo) necesitarás la ayuda de productos que sumen color, sombra y luz a tu rostro. Con este propósito se utilizan el rubor, el bronzer y el iluminador. La forma de aplicarlos dependerá del efecto que quieras crear en tu cara. Estudia muy bien tu rostro y practica para lograr distintos efectos.

Maquillaje para ojos

Lo mismo que con la base, necesitarás darle color, profundidad y brillo a tus ojos. Con ayuda de las sombras, delineadores de distintos colores, rimel y brochas con diferentes funciones, puedes agrandar, achicar o alargar los ojos. Crear miradas dramáticas, inocentes o sensuales. Ten en cuenta el color de tus ojos y tu tono de piel para averiguar qué colores te favorecen más.

Labios

En este sector las opciones son infinitas y puede marearte elegir si eres principiante. Si ya sabes dónde comprar maquillaje en Uruguay, te recomendamos comenzar solo con dos tonos: uno para el día, con un color parecido al de tus labios y otro para la noche, que puede ser más brillante y seductor.

Remover el maquillaje

Así como es importante saber retirar el maquillaje también es importante saber retirarlo. Nunca te vayas a dormir con el maquillaje puesto, es uno de los mejores consejos que te podemos dar. Retira tu maquillaje con agua micelar y luego completa la limpieza con tu gel o loción habitual. Termina la rutina con un hidratante liviano para la noche. También cuida la higiene de tus brochas y todos los artículos de maquillaje, ya que la contaminación de estos elementos puede provocar problemas dermatológicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.