como hacer trenzas pegadas

Trenzas Pegadas: aprende a hacerlas de forma fácil

¿Te enamoraste de las trenzas pegadas y quieres aprender a hacerlas? Acompáñanos. En los últimos años, las trenzas han conseguido muchísima popularidad debido a su aparición en programas de televisión como Juego de Tronos.

Sin embargo, tienen mucho más que ofrecer que lucir estéticamente lujosas y sofisticadas, también son versátiles –se usan de diferentes formas– y son muy cómodas. Aunado a que son sencillas de hacer incluso para niñas pequeñas y adolescentes.

En tal sentido, hemos preparado una guía sobre cómo aprender a hacer las trenzas pegadas para que, desde casa, luzcas este peinado de lujo de forma rápida y sencilla.

¿Cómo hacer trenzas pegadas?

Las trenzas pegadas lucen bien en cualquier estilo: relajado y fresco, lujoso y elegante. También aplica para cualquier tipo de cabello, incluyendo los contraproducentes –como por ejemplo los afros– siempre que se aplique una técnica correcta.

trenzas pegadas

Pero, ¿de cuál técnica estamos hablando? Bueno, cada cabello es un mundo distinto, no lo vamos a negar. Y, aunque hay que tener en cuenta aspectos importantes, como el tamaño del cabello, puedes hacer tus trenzas pegadas fácilmente siguiendo los siguientes pasos:

Prepara el cabello

Primero que nada, antes de empezar, debemos tener el cabello en buenas condiciones. Cualquier peinado implica una nueva exigencia para nuestro cuero cabelludo, por lo que es buena idea protegerlo. Frente a eso tenemos varias alternativas, como los aceites que humectan el cabello y permiten un mejor desplazamiento; o los rizadores de pelo que funcionan para separar en secciones fácilmente. Aunque, antes de aplicar cualquier producto en el cuero cabelludo, pregunta a profesionales ya que una simple gota de líquido puede dañarlo.

Divide el cabello

Luego de haber preparado el cuero con un rizador o aceite humectante, es momento de dividir el cabello en dos secciones. Primero estira el cabello cuidadosamente y cruza dos porciones –del mismo tamaño y longitud preferiblemente– hacia la derecha y la izquierda. Si tienes problemas, puedes apoyarte con un peine de puntas –también conocido como cocodrilo– para seccionar el pelo.

Romper en 3 piezas

Aquí tenemos una encrucijada: depende de la cantidad de trenzas que desees armar. Hay quienes prefieren varias trenzas pequeñas o dos o tres trenzas moderadamente grandes. Independientemente, te recomendamos dividir cuidadosamente las porciones de cabello en tres piezas tanto en derecha como izquierda. De esta forma se puede trabajar más cómodo y sin muchos inconvenientes.

consejos para hacer trenzas pegadas

Partir en pequeñas extensiones

Una vez que hayas dividido las porciones en tres piezas, es momento de partir nuevamente pero en pequeñas extensiones –es decir, haciendo las porciones grandes más pequeñas–. Cada trenza debe ir quedando del mismo tamaño, siempre ascendiendo para que exista uniformidad.

Por cierto, mientras te encuentres trenzando es buena idea tener la espalda completamente recta y las manos estiradas de modo que puedas mantener los patrones en un orden correcto.  

Trenzar y agregar cabello

Aquí es donde encontramos el trabajo duro: trenzar y continuar agregando porciones de cabello hasta acabar con una de las partes más pequeñas en respectivos sentidos. Es decir, trenzar todas las porciones de la izquierda y posteriormente la derecha. A medida que vas agregando cabello es que este peinado va tomando forma.

Por otro lado, siempre que estires para crear las trenzas procura hacerlo suavemente, ya que la fuerza excesiva puede dañar tanto el peinado, como la composición del cabello. Mientras que, para evitar desproporciones molestas, agrega una cantidad adecuada de cuero cabelludo guiándote mediante peines e instrumentos de peinado, como pinzas.

Culminar el trenzado

Una vez que hayas acabado con trenzas de porciones de cabello –que es básicamente agregando un mechón sobre el otro hasta crear un nudo de cuero cabelludo–, notarás la presión en tu cabeza, que es buena señal del resultado conseguido en las trenzas pegadas. Aunque, hay que ser conscientes de la cantidad, no es bueno tener nudos de cabellos que aprietan la cabeza que nos causan dolores. 

Por último, para evitar que los nudos se deshagan –que es normal cuando empezamos–, hay que sujetar las puntas donde se enrollan las porciones de cabello y ‘amarrarlas’ al dedo. Lo anterior ocasionará que los nudos realizados permanezcan en su lugar. Algunas personas utilizan bandas especiales para trenzados que sujetan las porciones y las mantienen en su lugar hasta haber culminado.

Consejos para hacer trenzas pegadas

Si lo anterior no es suficiente para ti, y como muchos no comprenden las instrucciones al pie de la letra, es buena idea que sigas con nosotros y nos acompañes en estos consejos para hacer trenzas pegadas que no fallan en momentos cruciales. Sobre todo si has intentado varias veces sin resultados satisfactorios.

Mantenlo simple

El primer consejo que te podemos dar para hacer trenzas pegadas fácil y sin complicaciones es: mantenerlo simple. Ya, eso es todo. No hay que ser una especialista en la materia para conseguir un buen peinado, todo lo contrario, mantenerlo lo más fácil posible hará que ahorres tiempo y luzcas fresca y natural.

Sabemos que existen múltiples variantes de las trenzas pegadas –que suelen realizarse por profesionales– y se ven espectaculares. Pero, si te pones a experimentar con tu cabello sin conocimiento –que no es lo mismo que estar practicando hasta conseguir el peinado– puedes dañar la composición y propiedades de tu cuero cabelludo.

No trenzar al instante

Como mencionamos al inicio, es buena idea preparar el cabello con ciertos productos, como los rizadores y aceites humectantes, pero debes hacerlo con anticipación. Lo mismo sucede si te los vas a lavar –que suele ser una de las actividades normales antes de hacerse un peinado. ¿Por qué te estamos mencionando esto? Sencillo: cuando el cabello se encuentra suave, tiende a deshacerse a largo plazo. Traducción: si está mojado o húmedo, las trenzas pegadas no durarán nada y te arruinarán la salida –en caso de que vayas a una ocasión especial–.

Practicar y practicar

No te vamos a mentir, incluso para nosotras que ya conocemos las nociones básicas para elaborar trenzas pegadas, no es sencillo armar el peinado constantemente. Hay momentos donde se desplegarán o quedarán sin uniformidad aparente.

paso a paso trenzas pegadas

Por eso nuestra recomendación es practicar hasta agarrarle la vuelta a las maniobras. De ese modo, la próxima vez que veas tus trenzas pegadas en el espejo, notarás un buen peinado, con estilo, natural y adaptado a todas tus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.